La historia del Mercado Municipal Kinjo Yamato comienza en el antiguo “Mercado Caipira” o “25 de Março dos produtos hortifrutis”, como se llamaba el lugar antes instalado al lado del Parque “Dom Pedro” y que se hizo conocido por la comercialización de frutas, legumbres y verduras provenientes de los campos donde trabajaban inmigrantes japoneses. Para complementar los ingresos, esos inmigrantes traían los productos que sobraban de la cosecha para venderlos en el centro de la capital paulista de manera informal.

En 1922, el llamado Mercado Caipira se mudó al número 377 de la Rua da Cantareira. El nuevo lugar – que fue adquirido por la Alcaldía de São Paulo – hasta entonces era utilizado por la empresa “Light” (actual Eletropaulo), compañía que acomodaba los bondes (medio de transporte colectivo utilizado en la época) en una especie de estacionamiento. Aún hoy las calles de adoquines se mantienen preservadas.

Originalmente a cielo abierto, el mercado – que ocupa un área construida de 4.550 metros cuadrados – recibió en 1936 la donación de una cobertura que vino de Escocia e inicialmente sería usada en la estación de tren que estaba en Anhangabaú. Pero fue mucho más tarde, en 1988, en ocasión de la conmemoración de los 80 años de inmigración japonesa en Brasil, que el lugar fue bautizado como: Kinjo Yamato. El nombre fue elegido para homenajear al primer inmigrante japonés que se graduó en Odontología.

Actualmente, Kinjo Yamato forma, junto con el Mercado Municipal Paulistano (Mercadão), el Complejo Cantareira. Los dos mercados comparten historias en común, no sólo en lo que respecta a la comercialización de productos. Durante el período de construcción del vecino Mercadão, el espacio Kinjo fue utilizado como base de construcción. Durante la Revolución Constitucionalista de 1932, el lugar fue utilizado como enfermería, mientras que el Mercadão sirvió como depósito de armas.

Haga clic aquí para ver cómo llegar al Mercado Municipal Kinjo Yamato, que funciona de lunes a sábado, de 3hs a 15hs.